Regístrese para envío gratis
Todas las fragancias disponibles
Probador gratuito con cada pedido
 
TRADICIÓN

Desde sus inicios, el maestro Paolo Vranjes ha sabido inspirarse en el tiempo y anticiparse a él gracias a la creación de productos de vanguardia y a una sabia percepción del momento ideal para renovar los códigos de lectura del perfume.



La Antica Officina del Farmacista se fundó en Florencia en el año 1983. El proyecto aunaba la pasión, el talento y los estudios de química, farmacia y cosmetología tanto de Paolo Vranjes como de su mujer, Anna Maria.
En el año 1999, el maestro Paolo Vranjes, decide adentrarse en el mundo de la perfumería artística a través de la creación de las fragancias de ambiente y lo explica de esta forma: «Las emociones olfativas casi nunca se asocian a un perfume personal. A menudo se relacionan con el olor que desprende un entorno, un lugar, un momento». Entre sus complementos olfativos más famosos se encuentra el Rosso Nobile. La inspiración llegó gracias a uno de sus queridos amigos, que estaba convencido de que era imposible recrear el aroma del vino tinto. Tras contemplar el resultado, se vio obligado a cambiar de opinión.
Florencia siempre ha jugado un papel fundamental tanto en el proceso creativo como en la producción. Es la ciudad italiana con la tradición más antigua en el arte de la elaboración de esencias y perfumes, y cuenta con los artesanos más expertos capaces de consolidar cualquier tipo de creación. Esta ciudad sirvió también de inspiración en el año 2008, a la hora de crear el emblemático frasco. Inspirado en la Cúpula de Brunelleschi, está elaborado con vidrio laminado por artesanos florentinos. El 2010 fue un año de cambios trascendentales: se rediseñó el logotipo y se cambió el nombre de la empresa, que pasaría a ser Dr. Vranjes Firenze, con el fin de reforzar aún más el vínculo con la ciudad. A partir de entonces, se suceden los años de expansión y crecimiento constante de la empresa. En el año 2017, el fondo BluGem se une a Dr. Vranjes en la gestión de la empresa. Se trata de un fondo con presencia en el sector y cuya visión del negocio es muy similar, lo que fomentará el crecimiento y el desarrollo de los nuevos mercados y permitirá al maestro Paolo Vranjes, la única nariz de la Maison desde hace 35 años, dedicarse a lo que más le apasiona: crear huellas olfativas. En el año 2018, la empresa celebra sus 35 años de actividad. Son muchos los proyectos y las colaboraciones que todavía están tomando forma y muchos también los sueños que aún no se han convertido en realidad.